Buscar
  • Fabien Drogue

Mi ADN y las presentaciones de M.A Guisado

Actualizado: 13 de abr de 2020

Soy un privilegiado. Más allá de tener mi ejemplar autografiado de “Presento, luego existo”, también puedo decir con orgullo que mi ADN (o la de mis intervenciones en público al menos) ha sido alterado.

Este juego de palabras no es mío, es de Miguel Ángel Guisado, quién se divierte, en su libro y en sus conferencias, con esta analogía en forma de siglas desvelando al lector u oyente la esencia de las presentaciones. Actuación, Diseño, y Narrativa.

No haré (casi) ningún spoiler más.




El impacto que ha tenido sobre mí escuchar y leer a Guisado es lo que realmente me lleva a escribir estas pocas líneas. Todo empezó en una formación, con un ejercicio que todos habrán experimentado: presentarse a sí mismo en 1 minuto. Parecía fácil…hasta que hubo que hacerlo. Manos sudorosas, corazón latiendo más rápido de lo habitual, dificultad para sostener la mirada del (por suerte o desgracia muy amigable) público, un nudo en la garganta y una bola en el estómago…y siendo sincero, ¡no soy una persona precisamente tímida! Pero eso no importa.

Lo que importa es que de repente, me vi expuesto, sin haber podido (o querido) preparar debidamente mi intervención, posiblemente convencido de que “hablar de mí no debería ser duro, me conozco bien”, sin un apoyo gráfico para ayudarme, guiarme, y sobre todo ignorante del abanico de técnicas básicas de narrativa y actuación que tenía a mi disposición para hilar mi relato.


Con esta simple y ligeramente traumática experiencia (para mi ego y para mi público me temo), Guisado me había desvelado el verdadero secreto de las presentaciones: ¡no se pueden improvisar!


Fuerte de este aprendizaje, y con el libro en mano, fui bebiendo cada una de las enseñanzas sobre narrativa, diseño y actuación que me destilaba el autor (sí, el orden de los factores altera el producto…al leer el libro lo entenderán).


Construir el relato. Y para ello asumir que es de lo que se trata, de un relato. Porque contamos una historia, y las historias llevan siglos contándose de una misma manera, con un principio, un desarrollo y un final.


Engañar a la muerte por powerpoint, con pautas precisas y simples, pero tan poco habituales, que resultan inverosímiles los horrores gráficos a los que nos sometemos unos a otros en el día a día de la empresa.


Peinado, atuendo, postura erguida (incómoda pero tan valiosa), movimientos controlados, tono de voz, volumen, silencios. El énfasis donde debe estar, dejando de lado nuestras inicialmente incontrolables manías lingüísticas… y estas manos que, una vez domadas, dejan de molestarnos y se convierten en fieles escuderas.


Ha pasado tiempo desde aquel día, he practicado mucho, muchísimo incluso diría, y en entornos muy diversos, y ¿saben qué? En los primeros segundos de cada presentación, sigo con las manos sudorosas, el corazón latiendo más rápido de lo habitual, un nudo en la garganta y una bola en el estómago. Pero ahora llego preparado, y he aprendido a disfrutarlo.




Compre "Presento, luego existo"

https://www.planetadelibros.com/libro-presento-luego-existo/274243

https://www.casadellibro.com/libro-presento-luego-existo/9788498754766/7082591


Enlaces relacionados

https://www.linkedin.com/in/maguisado/

https://www.facebook.com/presentoluegoexisto/


77 vistas